Combinaciones perfectas para el brunch de mamá

Combinaciones perfectas para el brunch de mamá

Mientras mamá espera la cena especial que le haremos por el Día de la Madre, no es una mala idea que ella y los invitados esperen con un aperitivo acompañado de un buen vino. O tal vez, lo que desean es un pequeño brunch antes de almorzar. Para cualquiera de las dos propuestas te damos algunas opciones que deleitarán su paladar y la prepararán para el plato principal.

Huevos revueltos y vino:

Tal vez mamá quiera unos huevos revueltos con un poco de pan francés y algunos quesos. Para esta combinación, sería perfecto un vino espumoso rosé frío y perfumado.

Pescados y mariscos:

Un vino espumoso y seco Chardonnay o Pinot Noir es perfecto para acompañar brunches preparados en ceviche de camarones o pescados. También se puede juntar con pequeños trozos de salmón con galletas.

Quesos y vinos:

Todos saben que el queso es el mejor amigo del vino si sabemos cómo combinarlos. Para un aperitivo, indican los expertos, una combinación perfecta es la reunión del queso azul o el gruyére con pequeñas tostadas y un buen vino tinto ligero.

Panadería:

Aunque si lo que más le gusta a mamá en un brunch son los panes, podría comer bagels, unas medias lunas o cruasanes con vinos extrasecos. De nuevo los Chardonnay combinan a la perfección.

Pancakes:

Por último, si lo que prefiere mamá es algo más dulce, se pueden combinar los pancakes de frutos rojos con un rosé Pinot Noir espumeante.

Cinco combinaciones para un brunch cargado de sabores y vinos.