Francia tierra de clásicos

Francia tierra de clásicos

El país galo es el primer productor de vino en el mundo, con poco más de 47ml millones de hectolitros de vino en el año 2014. Su superficie de viñedos es cercana a las 792.000 hectáreas; estas se distribuyen a lo largo del país en zonas tan famosas como Burdeos, Borgoña, Ródano o Champaña. Su consumo interno de vino es de 42,5 litros de vino por persona al año, ocupando el quinto puesto a nivel mundial, debajo de El Vaticano (52,2 l), Andorra (46,2 l), Croacia (44,2) y Eslovenia (44 l).

Burdeos: Tiene unas 121.000 hectáreas de viñedos y vende 1’200.000 botellas diarias alrededor del mundo, es decir unas 15 botellas por segundo, convirtiéndose en la Meca del vino mundial. Son famosos sus centenarias bodegas conocidas como Châteaux, que desde la época del poeta Ausonio (siglo III) han elaborado vinos clásicos, algunos muy famosos desde el siglo XVIII como Château Lafite y Château Mouton Rothschild, perteneciente a la legendaria familia de banqueros Rothschild. Le siguen nombres como Château Margaux, Château Latour, o el famoso Château Petrus. Estos caldos se elaboran con las uvas cabernet sauvignon y merlot primordialmente, pudiendo intervenir en la mezcla las variedades cabernet franc, petit verdot, carménère y malbec. De vinos blancos, se elaboran las variedades sauvignon blanc y sémillon, principalmente.

Borgoña: En esta tierra adornada por hermosas abadías medievales con poco más de 103.000 hectáreas de viñedos denominados por las variedades chardonnay en blancos y pinot noir en tintos, elabora caldos de fama y nobleza únicas. Su principal zona se llama el Côte d’Or donde se encuentran destacados caldos como Romanée Conti, La Tache o Vougeot en tintos, y Montrachet, Corton-Charlemagne o Mersault en blancos. Cabe destacar la región de Chablis, donde se producen algunos de los chardonnay más famosos del mundo.

Champaña Es la gran capital de los vinos espumosos del mundo, reconocida también por ser el lugar en el que Dom Perignon descubrió el método de fabricar sus célebres burbujas. Con aproximadamente 25.000 hectáreas cultivadas, elabora sus vinos con las variedades pinot noir, meunier y chardonnay. En esta fría zona encontramos casas tan famosas como Möet Chandon, Veuve Clicquot, Bollinger, Krug o Ruinart, todas relacionadas al lujo y el placer.

Valle del Ródano Con cerca de 80.000 hectáreas de viñedos, es la capital de la uva syrah francesa y produce vinos como el Hermitage y el Saint Joseph, muy famosos en el concierto internacional. El sur del Ródano produce el popular vino de los Papas, conocido como el Châteuneuf du Pape, pues justo en ese sitio se estableció la corte pontificia en el siglo XIV. También es tierra de grandes blancos y grandes rosados elaborados con uvas como garnacha, mourvedre o cinsault.