La España blanca

La España blanca

Hoy España es potencia con sus vinos blancos, que en muchos casos compiten de igual a igual con los legendarios caldos tintos. Veamos sus principales vinos y regiones para que la próxima vez que tome vino blanco, vea en España una de las mejores alternativas.

La D.O. Cava (Denominación de Origen) oficialmente delimitada es la única extendida por más de un tercio del territorio español, cubre más de 160 municipios y más de 11 provincias, pasando por regiones como La Rioja, Navarra, Aragón, País Vasco, Extremadura y Valencia, aunque el 98% del cava proviene de Cataluña. Estas burbujas de altísima calidad son comparables con el mejor champán francés y utiliza las uvas blancas: macabeo, conocida como Viura en Rioja; xarel-lo, una verdadera estrella que también produce vinos tranquilos (sin burbujas) y parellada, clave en los aromas de este famoso vino.

En el centro de España, conocido como Castilla-La Mancha, está el viñedo más grande del mundo, un gran océano plantado por una uva blanca llamada Airén, la cual tuvo muy mala fama, tanto así que se usaba solo para destilación. Hoy produce caldos de calidad variopinta, mejorando día a día con las nuevas técnicas de vinificación.

La primera D.O. casi en exclusiva para vinos blancos, con unas 13.000 has. cultivadas, es Rueda, asentada sobre la ribera del río Duero, presenta hoy uno de los mejores vinos blancos de España en cabeza de la variedad verdejo de la cual se obtienen desde vinos jóvenes y festivos hasta caldos serios con barrica y buen potencial de guarda. En Rueda también hace presencia la uva sauvignon blanc con buen resultado.

Una de las zonas con los vinos blancos más misteriosos y delicados de España es Galicia; allí nació la fama de los grandes blancos bajo la sombra del inmortal Albariño, variedad que alertó a la crítica internacional sobre lo que podía hacer España en materia de blancos, sobre todo en la zona de las Rías Baixas en la frontera con Portugal. Luego de este boom vienen los blancos elaborados con las uvas Godello y Treixadura, únicos de esta Galicia misteriosa y feliz.

No podemos dejar las Viuras de Rioja y sus caldos que se envejecen durante décadas a la par de los legendarios tintos de esta zona, vinos que se han convertido en unos de los más emblemáticos y buscados de la enología española. Tampoco podemos dejar de lado lo que está pasando con el chardonnay navarro, que está logrando calificaciones superlativas de la crítica especializada. Todo lo anterior para no hablar de los grandes jereces hechos con la uva blanca Palomino y Pedro Ximenez, pero ese será otro tema. Por ahora solo disfrute de algunos de los mejores vinos blancos del mundo.