Otras delicias de la cocina colombiana y el vino

Otras delicias de la cocina colombiana y el vino

Hemos recorrido en otras oportunidades la cocina de algunas regiones de Colombia y siempre podremos seguir agregando algo más. En esta ocasión el mote de queso y la sobrebarriga son los invitados.

El mote de queso, inconfundible preparación caribeña propia de los antiguos territorios zenúes, hoy Córdoba y Sucre, es una sopa de bastante consistencia elaborada con ñame, un tubérculo característico de regiones tropicales y templadas y de clara tradición en la cocina de Colombia.

El ñame es parte de los sancochos y es el ingrediente inicial del mote de queso. Al mote de queso, se le agrega un guiso de tomates frescos salteado con cebolla, ajo y otros ingredientes. El queso que se usa (parte infaltable y razón de la preparación) es queso costeño, que se caracteriza por ser blanco fresco y con notas saladas claras, y como aromatizante, no faltarán las hojas de bleo de chupa.

La compañía de arroz blanco, los patacones y suero son el toque de algunos platos de la región. Sus sabores, aunque complejos, son cremosos y si se agrega leche de coco se aumenta la cremosidad y delicadeza.

Las notas cremosas de un chardonnay con paso moderado por madera y con fermentación maloláctica, que agrega notas mantequillosas, son una elección adecuada para acompañar este plato tan caribeño.

Otro plato que frecuentemente encontramos en la cocina típica colombiana, hasta cuando viajamos y paramos en los infaltables estaderos, es la famosa sobrebarriga.

Este plato se prepara de distintas maneras en distintas regiones y una de ellas es la típica sobrebarriga santandereana. La preparación tiene las notas complejas de adobo con tomates, ajos, y variados condimentos, en los que se deja reposar bastante tiempo y que después de cocida, se lleva al horno para complementar un conjunto de sensaciones de paladar potente y con algunas notas grasas. Como compañía del plato, la yuca frita y crocante no puede faltar. Todo este conjunto de aromas y sabores se relacionan muy bien con vinos tintos jóvenes o con un paso por madera muy moderado.

La sobrebarriga en Argentina se conoce como matambre y en Mendoza particularmente, la llaman vaquero. Entre las preparaciones de aquellas regiones se destacan el matambre a la parrilla y al horno, acompañados generalmente con algunas ensaladas de tomates frescos y lechugas.

La pizza de matambre o de vaquero se suma a estas recetas que indefectiblemente siempre se acompañan con una copa de buen tinto. Entonces, ¿por qué no disfrutar de una sobrebarriga al horno en Santander, o en cualquier estadero de carretera, en cualquier parte de país, con una copa de vino?