San Juan, otra provincia del vino argentino

San Juan, otra provincia del vino argentino

Al norte de Mendoza, a no mucho más de 160 kilómetros, se encuentra la provincia de San Juan, que es parte de la Región de Cuyo, en el Centro-Oeste. San Juan es la segunda provincia productora de vinos en Argentina.

El clima es cálido, en verano la temperatura puede llegar en algunas partes a valores que superan los 40ºC. La humedad es muy baja, algunos vientos suaves refrescan un poco, pero como caso particular el conocido Viento Zonda, que baja de la cordillera, es caliente y muy seco y es la causa de pérdidas importantes cuando llega en época de floración.

El valle del Tulum es la zona principal de producción, acompañado por los valles de Zonda y Ullum, ubicado en las riberas del río San Juan. Otras regiones destacadas y con alturas sobre el nivel del mar que superan los 1200 mts (condición que modera las temperaturas), son Calingasta y Pedernal.

Aunque el río San Juan y el Jachal aportan agua para la irrigación, las perforaciones subterráneas son una de las fuentes principales para obtener el agua necesaria en una región con un muy bajo régimen pluviométrico.

San Juan se caracterizó en otras épocas por el cultivo de uva cereza de alta producción. Hoy, con las nuevas estrategias de reconversión vitivinícola, los viñedos apuntan a variedades blancas, como la Moscatel de Alejandría, Pedro Ximenez, Torrontés y Torrontés Sanjuanino, origen de muy buenos y frutosos vinos blancos. Las dulces mistelas, típicas de San Juan, nacen de algunas de estas variedades.

Las cepas tintas, responsables de vinos de mucho color y fuerza alcohólica, encuentran sus mejores exponentes en la syrah, acompañada de la cabernet sauvignon y la bonarda, que demuestra en estas regiones todas sus virtudes.

También San Juan se distingue por importantes cultivos de uvas de mesa y su producción de pasas de alta calidad. Los productores sanjuaninos realizan grandes esfuerzos orientados a la gran tecnificación, tanto en viñedos como en bodega, para obtener importantes y visibles resultados en sus caldos, de los que tenemos algunos muy buenos referentes en el mercado colombiano.